Lunes, 12 Julio 2021 08:46


No cabe duda de que estamos en el inicio de la tercera ola de la pandemia por el coronavirus SARS-CoV-2. Los casos están aumentando de nuevo en diversas regiones del mundo, incluyendo en México. En la CDMX el 25 de mayo se reportó que el promedio de casos detectados en los últimos siete días era de 463. Es lo más bajo que hemos tenido en lo que va del año. Sin embargo, para el 8 de julio el promedio subió a 2,045. Buena parte de este incremento se debe a la aparición de variantes del virus que se consideran peligrosas, porque tienen mayor velocidad de transmisión. En particular, la variante delta que está reemplazando a las demás. Las vacunas que se han estado aplicando en el mundo fueron construidas con la variante original del virus.

Lo interesante ahora será ver como se comportará la nueva ola. En Israel que es quizá el país más avanzado en la vacunación, más del 85 % de la población adulta ha sido vacunada, la mayoría ya con las dos dosis. En ese país el programa de vacunación se basa por completo en la vacuna de RNAm de Pfizer/BioNTech. También están viendo un incremento en el número de casos, pero según reporta un editorial de la revista Nature el 8 de julio, hay un claro cambio epidemiológico. De los casos reportados en las últimas semanas, el 52 % ocurrieron en menores de 20 años, que es la población no vacunada aún. Estos datos sugieren que la infección se está moviendo a quienes son aún vulnerables. El ministerio de salud de ese país ha informado que la efectividad de la vacuna bajó del 94 % contra las variantes previas, al 60 % contra la variante delta, pero que la protección contra casos graves sigue siendo mayor al 94%. Al parecer, quien ya tiene el esquema completo de la vacuna se puede enfermar, pero es poco probable que en forma grave.

En Estados Unidos el porcentaje de la población mayor de 18 años que ya está completamente vacunada es del 58 % y con una sola dosis el 67 %, mientras que, en la población mayor de 65 años, que sabemos es la que tiene más riesgo de desarrollar una enfermedad grave, estos números corresponden al 79 y 88 %, respectivamente. En ese país, en los últimos 14 días, hay un incremento de 39% en el número de casos, pero las muertes siguen disminuyendo, en este caso en 38%, lo que sugiere también que se están dando casos en gente vacunada, pero en general son menos graves.

En nuestro país me parece que vamos a ver una tercera ola que será menos grave que la segunda, pero dado que el porcentaje de la población vacunada es aún bajo, será más grave que en los países como Israel o Estados Unidos. En la ciudad de México prácticamente todos los mayores de 60 años ya fueron vacunados, con diversidad de fórmulas, pero ya están, por lo que la población de mayor riesgo para casos graves está razonablemente protegida. El problema que se nos viene ahora es con la fracción de la población de 40 a 60 años aún no vacunada, en donde prevalece un factor de riesgo muy importante, que es la obesidad. Es muy importante que las próximas semanas mantengamos las medidas de protección como la sana distancia, el uso de mascarilla, lavado de manos y, sobre todo, evitar asistir a lugares cerrados, poco ventilados y con muchas personas. Esto puede salvar muchas vidas.



Miembro del Consejo Consultivo de Ciencias

Director de Investigación, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán y Unidad de Fisiología Molecular, Instituto de Investigaciones Biomédicas, UNAM

Premio Nacional de Ciencias y Artes 2010

#PremioNacionalCiencias #ccciencias #ciencia

Inicio