Miércoles, 08 Noviembre 2017 15:32

 

Enfermedades Arbovirales: Prioridades de Colaboración e Investigación



congres

 



Durante la visita del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, a Estados Unidos el 22 de julio de 2016, los gobiernos de ambos países acordaron colaborar en la prevención y control de las enfermedades arbovirales, incluyendo Zika, Dengue y Chikunguya.

En respuesta a este acuerdo bilateral, el Consejo Consultivo de Ciencias (CCC), la Coordinación de Ciencia, Tecnología e Innovación (CCTI) de la Presidencia de la República y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de la Embajada de Estados Unidos en México, convinieron llevar a cabo el Foro México-Estados Unidos sobre Enfermedades Arbovirales: Prioridades de Colaboración e Investigación.

Las enfermedades arbovirales representan una amenaza emergente para la salud pública en las Amércias, ya que existe el riesgo de muerte para el paciente si no se detecta a tiempo, además, no se cuenta con suficientes vacunas para la prevención de estas enfermedades y hace falta la implementación de acciones conjuntas para vigilar, diagnosticar y tratar a los arbovirus.

Este Foro se llevará a cabo del 28 al 30 de noviembre del presente año, en las instalaciones de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Consultivo de Ciencias, y reunirá a científicos mexicanos y estadounidenses del más alto nivel.

El propósito de este foro es proveer una plataforma para que científicos mexicanos y estadounidenses compartan información sobre investigación de alta prioridad en enfermedades arbovirales y para la discusión de oportunidades de colaboración. Asimismo, se busca definir una agenda científica y herramientas para facilitar nuevas colaboraciones bilaterales de investigación y poder identificar y abordar desafíos que pudieran limitar la colaboración de investigación ampliada.

Una acertada respuesta de salud pública requiere investigación adicional para ampliar la comprensión sobre estos virus, los vectores que los transmiten y los factores que influyen en la transmisión, adquisición, patogénesis e impacto en la salud.

El Dr. Guillermo Ruiz Palacios, comisionado nacional de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad y miembro del Consejo Consultivo de Ciencias (CCC) explicó en entrevista para el CCC, qué son estas enfermedades, cuáles son las medidas de prevención y cuál es la importancia de la colaboración de investigación entre ambos países.

De acuerdo con el Dr. Ruiz Palacios, las enfermedades arbovirales, como su nombre lo dice, son enfermedades de origen viral, pero tienen la peculiaridad de ser transmitidas a través de vectores, es decir, mosquitos. Según la OMS, “Los vectores son organismos vivos que pueden transmitir enfermedades infecciosas entre personas, o de animales a personas. Muchos de esos vectores son insectos hematófagos que ingieren los microorganismos patógenos junto con la sangre de un portador infectado (persona o animal), y posteriormente los inoculan a un nuevo portador al ingerir su sangre1.”

El especialista en infectología también explica que específicamente las enfermedades del Zika, Dengue, Chikungunya y Fiebre amarilla, son transmitidas por una especie de mosquito llamada Aedes Aegypti, misma que se encuentra en las áreas tropicales de África, Asia y América. En México, las concentraciones más grandes de este mosquito se localizan al sur de la costa del Pacífico ya que el vector es muy sensible a la temperatura y no tolera temperaturas menores a 16°C. Es por esto, que la incidencia de enfermedades como el Zika, Dengue y Chikungunya está directamente relacionada con el hábitat del mosquito, por consiguiente, las personas más susceptibles a contraer enfermedades arbovirales son aquellas que habitan en estas zonas.


¿Qué síntomas provocan las enfermedades Arbovirales?

De acuerdo con el comisionado nacional de los Institutos Nacionales de Salud, las enfermedades arbovirales presentan síntomas en común y síntomas particulares para cada virus. Entre los síntomas en común están: fiebre, malestar general y algunos se asocian con erupciones en la piel. Por otro lado, hay notables diferencias sintomáticas entre ellos, puesto que algunos tienen mayor predisposición en ciertos órganos del cuerpo.

El investigador detalló: “La chikungunya tiene una gran propensión a afectar articulaciones, por eso los pacientes tienen mucho dolor articular e incluso pueden pasar días sin moverse y con mucho dolor. En el caso del dengue, se presenta mucho malestar general y dolor muscular muy intenso, de hecho, es uno de los virus de este grupo que tienen más impacto en salud pública porque hay una variante clínica que se presenta de forma hemorrágica. Hacen un cuadro de hemorragia en la piel por problemas de coagulación y el índice de mortalidad es muy alto. Este es un grupo relativamente pequeño pero muy importante.

Luego, el zika es un virus dentro del mismo grupo con tropismo al sistema nervioso central. En los bebes, la enfermedad se transmite a través de la placenta y produce un daño muy grave a nivel cerebral porque bloquea totalmente el crecimiento en las neuronas y las destruye. Además, produce otra enfermedad neurológica que se llama Guillain-Barré, la cual produce parálisis del cuerpo por una reacción inflamatoria de respuesta autoinmune a las fibras nerviosas.”


¿Cómo se pueden tratar estas enfermedades?

“En realidad no hay tratamientos que tengan una actividad específica contra el virus, empieza a haber algunas substancias, pero están todavía en fase experimental. La solución es a través de la prevención” señala el Dr. Ruiz Palacios. La prevención es explicada por el doctor en dos conceptos:

1. El control del vector: a través de programas masivos nacionales que ayudan a disminuir la concentración de moquitos. Asimismo, hay varios procedimientos de prevención mediante el uso de insecticidas y algunas medidas para romper el ciclo de vida del mosquito como evitar que haya aguas estancadas donde se puedan desarrollar las larvas del mosquito.

2. Las vacunas: existen vacunas contra la fiebre amarilla y el dengue. El Dr. Guillermo Ruiz Palacios asegura que también se está desarrollando una vacuna contra el zika y ha presentado una eficacia importante en las primeras fases de estudios clínicos.


¿Qué estrategias existen en México para prevenir las enfermedades arbovirales?

El miembro del CCC indica que en el país existen grupos importantes de investigación en enfermedades transmitidas por vectores, incluyendo los arbovirus. Además, centros de investigación como el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), la Universidad Autónoma de Monterrey y algunos otros en Yucatán, están trabajando en el control del vector a través de radicación, procedimiento que vuelve estériles a los mosquitos, esto impide que se sigan reproduciendo.

Asimismo, el doctor comenta que la importancia de este tipo de foros bilaterales se debe a que las enfermedades arbovirales son el resultado de la migración de los mosquitos, la cual es una consecuencia del comercio con otros países y es así que se vuelven enfermedades globales, y añade: “esto no es nuevo, ha sucedido desde el descubrimiento de América, a América se trajo Paludismo a través de los barcos españoles e ingleses hacia el sur de Estados Unidos.”

El Dr. Ruiz Palacios afirma que ha habido mucha colaboración entre México y EE. UU desde la pandemia de influenza, específicamente con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y con algunos otros organismos de investigación, y concluye: “esta colaboración será muy productiva porque se benefician ambos países, siempre se requiere de una colaboración para el control de estos vectores.”



Referencias:

1.Organización Mundial de la Salud. (Octubre de 2017). www.who.int. Obtenido de http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs387/es/. Recuperado el 21 de Noviembre de 2017.



Inicio