Miércoles, 27 Julio 2016 11:05

 

MenchacaArturo

              Cinna Lomnitz (1924-2016)

                          Arturo Menchaca

                                 Julio 27, 2016

                                 La Crónica de Hoy, Opinión

 

El pasado 7 de julio (2016) falleció Cinna Lomnitz Aronsfrau, quien fuera miembro del Consejo Consultivo de Ciencias desde 1995. Él nació en Colonia, Alemania, en mayo de 1924. Siendo joven, su familia emigró a Sudamérica, donde Cinna estudió ingeniería en la Universidad de Chile, donde se recibió en 1948. Luego de una estancia en Israel, Cinna viajó a Estados Unidos para cursar una maestría en mecánica de suelos, en la Universidad de Harvard, y después un doctorado en geofísica en el Instituto Tecnológico de California, en Pasadena.

Allí estudió la deformación de las rocas como función del tiempo, y propuso una ecuación que lleva su nombre. Posteriormente tuvo una estancia de posdoctorado durante dos años con C. Richter, inventor de la famosa escala sísmica. A grandes rasgos, sus trabajos más conocidos versan sobre la estadística del riesgo sísmico. A partir de una excelente reseña biográfica de Cinna, escrita por Jaime Urrutia Fucugauchi [1], también miembro de nuestro Consejo y actual Presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, se aprecia que la mayor parte de la vida de Cinna ocurrió en las regiones de América más afectadas por los sismos, cronológicamente: Chile, California y México. Ya doctorado, Cinna inició su carrera como investigador en Santiago, donde la Universidad de Chile creó para él un departamento de Geofísica, en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas. Por esos años tuvo lugar el famoso terremoto de Valdivia, Chile, ocurrido en mayo de 1960, cuya magnitud (9.1) lo caracterizó como el más poderoso del milenio. El análisis que hizo de ese fenómeno proyectó a Cinna a escala mundial. Así, pocos años después emigró a California, donde lo nombraron Jefe de la Red Sísmica de la Universidad de Berkeley. En 1968 aceptó un puesto en el Instituto de Geofísica de la UNAM. Urrutia Fucugauchi comenta que Cinna probablemente fue el primer sismólogo que trabajó en nuestro país.

Cinna fue padre de Jorge (físico), Claudio (escritor y antropólogo), Alberto (actor y director de teatro) y Tania (psicóloga). En 1985, con María Ester Brandan (mi esposa, chilena y también física), recién reintegrados al Instituto de Física de la UNAM (IFUNAM), después de una estancia de dos años en Chile, la circunstancia nos acercó a Cinna y a su familia. De manera especial, fuimos amigos de su hijo Jorge quien, como yo, se había doctorado en física nuclear en Oxford y era colega investigador del IFUNAM. Recuerdo que Jorge nos convenció a María Ester y a mí de que no había mejor lugar para vivir que el Ajusco. Así que fuimos vecinos durante varios años. Jorge murió a los 39 años, pocos días después de haber ganado la Distinción UNAM para Jóvenes Académicos. Es importante agregar que la madre de Jorge y sus hermanos, Larissa Adler, es también miembro de nuestro Consejo e Investigadora Emérita de la UNAM. Volviendo a Jorge, él se casó con Gale Glynn, maestra en bellas artes y profesora de la Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP-UNAM). Ellos tuvieron dos hijos, dignos nietos de Cinna: Jason (hoy doctor en biología molecular) y Michael (doctorándose en física). En 1988, Cinna contrajo segundas nupcias con la doctora Heriberta Castaños, socióloga e investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

La partida de Cinna Lomnitz Aronsfrau deja un gran vacío en el Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República. Sirvan estas breves palabras para expresar el pesar de nuestra comunidad a la familia y a los amigos de este gran investigador, indiscutible pionero de la sismología en México.

[1] cinna-lomnitz-aronnsfrau.pdf

 

Coordinador General del Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República
Inicio