Lunes, 25 Julio 2016 13:14

Lomnitz forum

 

Fue un enamorado de México geográficamente pero también de su gente. Le parecía que las personas eran especialmente humanas y considerados del otro, comparados con muchas culturas.

 

Nació en Colonia, Alemania, en 1925, pero a causa del nazismo en la Segunda Guerra Mundial, su familia emigró a Bruselas donde vi- vieron 3 años; posteriormente radicó en Chile y en otros lugares como Estados Unidos, Israel y finalmente en México. En 1990 se nacionalizó mexicano.

“Fue un enamorado de México geo- gráficamente pero también de su gente. Le parecía que las personas de México eran especialmente humanas y espe- cialmente considerados del otro, com- parados con muchas culturas con las que él tenía familiaridad, incluida la de Estados Unidos y la chilena también (...) Le gustaba mucho la cortesía mexicana, la conciencia de la vida y de la muerte en México que es muy importante y el tamaño de la historia mexicana”, co- mentó en entrevista Claudio Lomnitz, hijo del científico.

El académico Cinna Lomnitz realizó sus estudios de ingeniería en la Univer- sidad de Chile, su posgrado en Harvard y su doctorado en sismología en el Cali- fornia Institute of Technology (CALTECH) en Estados Unidos. Durante su estancia en el CALTECH fue discípulo de Beno Gu- tenberg, Bob Sharp, Ian Campbell, Hugo Benioff y Charles Francis Richter.

Durante sus investigaciones doctora- les, realizó un estudio teórico y experi- mental sobre la deformación de las rocas en frío. De esta forma estableció una re- lación que ayuda a entender la deforma- ción que sufren las rocas bajo un esfuer- zo constante, la cual se incrementa con el factor del tiempo: ∈ (t) = σ / M [1 + q log (at)] en donde ∈ es la deformación y σ es el esfuerzo. Esta relación fue adoptada por el geofísico británico Harold Jeffreys y es conocida como Ley de Lomnitz.

“De niño me daba mucho orgullo que hubiera una ley que llevara mi ape- llido, la Ley Lomnitz”, recordó Claudio, columnista del periódico La Jornada y la revista Nexos.

Para describir a su padre, Claudio Lomnitz enfatizó la humildad, sensi- bilidad a lo absurdo, lo relativamente introvertido con un sentido del humor muy peculiar y una genuina curiosidad del mundo.

“Creo que era una persona muy gen- til, muy poco autoritaria, bastante inte- resada en la libertad (...) fue muy poco intervencionista con sus hijos.

“Para mí fue un ejemplo de profesio- nalismo; hablaba muy respetuosamente con quien fuera que estuviera hablando. Nunca lo oí maltratar a alguien, que lo hiciera sentir que su pregunta era tonta o hacerlo sentir ignorante. No recuer- do nunca haberlo visto usar el conoci- miento para humillar a otros y eso para mí es un ejemplo”, dijo el antropólogo e historiador que indaga acerca de cultura y política en México y América Latina, experimentando en varios géneros, del ensayo sociológico a la historia narrati- va; del periodismo al teatro.

 Leer más...

 

Fuente:Forum Noticias del Foro Consultivo
Inicio