Lunes, 03 Enero 2022 14:11

Gerardo Gamba Ayala

Por fin se publicaron los resultados de Cansino

Dr. Gerardo Gamba Ayala

Comité de Ciencias Naturales Comité de Ciencias Naturales



Unos cuantos días antes de terminar el año por fin vimos publicados en la revista The Lancet (doi.org/10.1016/S0140-6736(21)02753-7) los resultados del primer ensayo clínico controlado con la vacuna de la empresa Cansino con base en Beijing, China. Los resultados eran muy esperados en nuestro país porque, además de ser uno de los centros principales en donde se llevó a cabo el estudio, esta fue la vacuna que el gobierno utilizó para inmunizar a todos los profesionales de la educación en México. Mientras otros grupos recibieron las vacunas de Pfizer/BioNTech, de AstraZeneca, Sputnik o Sinovac cuyos resultados se fueron conociendo durante el 2021, los de Cansino no fue así, lo que despertó dudas entre la población que recibió esta vacuna.

La buena noticia para iniciar el año es que los resultados son tan buenos como con otras vacunas, en particular para evitar los casos de COVID grave. El estudio fue un ensayo clínico controlado muy grande que incluyó a 36,727 adultos que fueron asignados por azar en dos grupos. El que recibió placebo (18,362) y el que recibió una sola dosis de la vacuna Ad5-nCoV (18,365). El estudio se realizó en Pakistán, México, Rusia, Chile y Argentina y en todos los casos inició hacia finales del 2020, antes de que hubiera vacunas disponibles. El objetivo primario fue determinar la frecuencia de COVID sintomático, comprobado con prueba de PCR, en los sujetos que tuvieran al menos 28 días de haber recibido la vacuna o placebo y se fijó, desde un inicio, que el análisis se realizaría cuando se tuvieran 150 casos de COVID, lo que ocurrió en enero 15 del 2021. Del total de sujetos incluidos en el estudio, el 36.8 % fueron de México lo que resulta bueno para extrapolar los resultados a nuestra población. Además, al menos la mitad de la cohorte tenía obesidad o sobrepeso.

La eficiencia de la vacuna Cansino para prevenir casos sintomáticos de COVID fue del 57%. En el grupo placebo ocurrieron un poco más del doble de casos de COVID que en el grupo que recibió la vacuna. La eficiencia no luce tan alta si uno tiene en mente el 91 a 94% de la obtenida en vacunas con base en RNAm, pero es muy similar a la observada con otras vacunas de adenovirus, ya sea la de Janssen, Sputnik o AstraZeneca. Estas últimas dos utilizan doble dosis. Sin embargo, la eficiencia para prevenir COVID grave fue tan alta como del 96%. Solo hubo cuatro muertes por COVID en el estudio y los cuatro casos ocurrieron en el grupo de placebo. Este dato es muy importante porque al final, lo que interesa más es que la gente no desarrolle casos graves de COVID que los lleven a la muerte.

La vacuna es bastante segura, ya que solo ocurrieron efectos adversos que requirieron tratamiento médico en el 2.4 % del grupo que recibió vacuna, pero también en el 2.2 % del grupo que recibió placebo, por lo que la mayoría de estos no son atribuibles al componente de la vacuna.

La publicación de este artículo es una buena noticia. Para México, porque mucha gente en nuestro país fue inmunizada con Cansino y al ver este artículo pueden estar tranquilos por haber recibido una vacuna tan buena como otras de adenovirus que, como todas, previene los casos graves en casi su totalidad. Para el mundo, porque Cansino tiene la ventaja de ser una vacuna de una sola administración y que es estable a largo plazo en un refrigerador, lo que la hace mejor opción para los lugares lejanos y que no cuentan con una adecuada red de frío.



Miembro del Consejo Consultivo de Ciencias

Director de Investigación, Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán y Unidad de Fisiología Molecular, Instituto de Investigaciones Biomédicas, UNAM

Premio Nacional de Ciencias y Artes 2010

#PremioNacionalCiencias #ccciencias #ciencia

Inicio