Miércoles, 12 Junio 2019 10:46

Enrique Galindo Fentanes

Agricultura sustentable mediante productos biológicos mexicanos

Enrique Galindo Fentanes y Leobardo Serrano Carreón

Miembro del Comité de Tecnología y Diseño Comité de Tecnologia y Diseño



El uso de pesticidas y fertilizantes químicos ha ocasionado la contaminación de los campos agrícolas y el desarrollo de resistencia por parte de los patógenos. Existe, a nivel mundial, una tendencia de los consumidores hacia la compra de alimentos obtenidos bajo esquemas de producción que minimicen el uso de pesticidas obtenidos a través de síntesis química. Es así que uno de los principales retos que se tiene en agricultura moderna es el de producir más y mejores cosechas, reduciendo al mismo tiempo, la aplicación de agroquímicos. En respuesta a dicha tendencia, los métodos biológicos, basados en organismos que naturalmente previenen el desarrollo de plagas y enfermedades, los cuales se denominan Agentes de Control Biológico (ACB), representan una alternativa ambientalmente sustentable.

México no es la excepción; la agricultura mexicana ha incrementado significativamente el uso de estos ACB en los últimos años debido a que los productores agrícolas necesitan asegurar la inocuidad de sus cultivos ante reglamentaciones que restringen cada vez más el empleo de pesticidas químicos. Resulta así de vital importancia económica y ambiental que la agricultura mexicana cuente con más y mejores productos que sustituyan, de manera eficiente y sustentable, a los pesticidas sintéticos. En México hay empresas que ofertan productos biológicos para la agricultura. A continuación relatamos el caso de la empresa de base tecnológica, Agro&Biotecnia, surgida del Instituto de Biotecnología de la UNAM.

Nuestro grupo de investigación, en colaboración con investigadores del CIAD-Culiacán y a través la creación de la empresa Agro&Biotecnia y una alianza estratégica con la empresa FMC Agroquímica de México, logró introducir en el mercado mexicano el primer biofungicida foliar completamente desarrollado en México. Su nombre comercial es Fungifree AB®. Este desarrollo fue el fruto de un trabajo de investigación de cerca de 12 años [1].

El principio activo de Fungifree AB® es una bacteria muy particular, aislada del follaje de mango, que ha demostrado que puede disminuir significativamente el ataque de los microorganismos patógenos de plantas. Fungifree AB® no deja residuos tóxicos sobre la superficie de los frutos y follaje de hortalizas y frutales (residualidad cero), no tiene efecto negativo en la salud de las personas que lo manejan, ni afecta negativamente el medio ambiente, y tiene una efectividad comparable o superior a la del producto químico tradicional que puede sustituir. Fungifree AB® cuenta con el registro OMRI que lo certifica como producto orgánico, por lo que su uso permite a los productores acceder a mercados orgánicos de alto valor agregado.

Fungifree AB® puede prevenir la incidencia y la severidad de la enfermedad llamada antracnosis en mango, aguacate, cítricos y papaya; de “cenicilla polvorienta” en hortalizas de las familias de las solanáceas y las cucurbitáceas (jitomate, pepino, melón, sandía, berenjena, etc.); así como de “moho gris” en las frutillas o berries. Recientemente, SENASICA le otorgó el certificado de efectividad para controlar la roya del café, una enfermedad que ha devastado los cultivos de café en el sureste mexicano. ­Todo esto está respaldado por las entidades gubernamentales (Sagarpa —ahora Sader— y Cofepris) las cuales le han otorgado a este biofungicida, la autorización para usarse en el control de 6 especies de hongos fitopatógenos en 23 cultivos.

Fungifree AB® ayuda a promover el desarrollo saludable de los cultivos y a obtener productos con mayor vida de anaquel y frutos con mejores atributos, logrando calidad de exportación. Por ejemplo, al usar Fungifree AB® en el cultivo de mango, se obtiene hasta un 80% de los mangos libres de antracnosis y con calidad necesaria para exportación, mientras que con el tratamiento tradicional sólo se alcanza un 25%. En los aspectos comerciales, las ventas de Fungifree AB® le están aportado regalías tanto a la UNAM como al CIAD.

Nuestro grupo de investigación, gracias al apoyo de Conacyt [2], en colaboración con colegas de los Institutos de Ciencias Físicas y de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, de FIRA y del Colegio de Posgraduados, evaluó técnica y económicamente la integración de tecnologías biológicas (control biológico y biofertilización), automatización de invernaderos y tecnologías de uso eficiente de agua, en la producción de jitomate. Los resultados demuestran que el conjunto de tecnologías integradas permite incrementar sustancialmente la producción y la calidad de jitomate, con un mínimo uso de productos químicos y de agua de riego [3]. Proyectos multidisciplinarios como éste son indispensables para lograr validar el uso de productos y tecnologías desde el punto de vista técnico, económico, ambiental y regulatorio.

El uso de productos biotecnológicos y su evaluación dentro de esquemas tecnológicos integrados, contribuirá a que la agricultura mexicana pueda lograr productos inocuos y sanos. Asimismo, permitirá a los agricultores ofrecer productos de alta calidad y sin residuos de pesticidas sintéticos, que pueden comercializarse a precios muy atractivos, tanto en el mercado nacional como en el de exportación.

Por otra parte, la participación de empresas de base tecnológica, formadas por investigadores o exalumnos de posgrado, será crucial para el desarrollo y puesta en el mercado de nuevos productos innovadores. Ya existen las bases legales que permiten a los investigadores formar empresas de base tecnólogica para la comercialización de sus desarrollos [4].

Referencias

[1] Desarrollo histórico y los retos tecnológicos y legales para comercializar Fungifree AB®, el primer biofungicida 100% mexicano, Enrique Galindo, Leobardo Serrano-Carreón, Carlos Roberto Gutiérrez, Karina Alejandra Balderas-Ruíz, Ana Laura Muñoz-Celaya, Miriam Mezo-Villalobos, Jacqueline Arroyo-Colín, TIP Revista Especializada en Ciencias Químico-Biológicas, 18(1):52-60 (2015). Disponible en: http://revistas.unam.mx/index.php/tip/article/view/49815

[2] Integración de desarrollos en biotecnología, automatización y tecnologías de la información para establecer un modelo escalable de producción sustentable e inocua de hortalizas en invernadero. Proyecto 247473 apoyado por CONACyT (PDCPN2014-01).
[3] Invernaderos automatizados para optimizar la producción de jitomate. Gaceta UNAM, 14 de junio de 2018. Disponible en:
http://www.gaceta.unam.mx/20180614/invernaderos-automatizados-para-optimizar-la-produccion-de-jitomate/
[4] Investigadores con vocación empresarial: se terminó la espera. Consejo Consultivo de Ciencias, 29 de mayo de 2017.
Disponible en:
http://www.ccciencias.mx/comunicados/comunicadoEBT-1.pdf



Inicio