Lunes, 12 Junio 2017 13:00

img-nota

Habilidades empresariales para investigadores con espíritu emprendedor



En entrevista con el Consejo Consultivo de Ciencias (CCC), el Dr. Lorenzo Martínez Gómez, investigador del Instituto de Ciencias Físicas de la UNAM y miembro del CCC, habla sobre los cambios que ha tenido la ciencia en México, aborda la importancia de crear una economía basada en el conocimiento y comparte su opinión sobre el fomento al emprendimiento en la comunidad científica mexicana.

El Dr. Lorenzo Martínez es fundador de la empresa Corrosión y Protección Ingeniería, dedicada al control de corrosión de ductos e infraestructuras mediante la más avanzada ingeniería, uno de los casos de éxito en la formación de empresas de base tecnológica en México.


image

¿Cómo está posicionada actualmente la ciencia mexicana en comparación a la ciencia de hace 10, 20 o 30 años?

México ha progresado de manera agigantada en cuanto a su base científica, de 4,000 investigadores cuando nació el Sistema Nacional de Investigadores (SNI), a cerca de 30, 000 investigadores que hay ahora. Una limitación que ha habido es que el crecimiento ha sido muy orientado a la parte del conocimiento básico y que la parte de aplicaciones y a la parte de generación de valor económico a partir del conocimiento no ha crecido al mismo paso que el desarrollo científico.

Nuestra producción científica y la matrícula de científicos ha crecido notablemente, sin embargo, estamos teniendo un rezago en la producción de patentes porque no hemos favorecido la producción de conocimiento orientado hacia la generación de valor económico, es uno de las grandes pendientes que tenemos como país.



¿Qué se necesita para generar un crecimiento económico basado en el conocimiento?

Una patente está dirigida a crear valor económico a partir de una pieza de conocimiento, lo que necesitamos es que haya más patentes, es una parte que hay que fortalecer a nivel nacional. Para eso, yo creo que quien tiene la política o el instrumento administrativo para lograrlo es el SNI, el sistema tiene que hacer un esfuerzo por estimular la producción de patentes en México con una política debidamente estructurada, que hasta ahorita no ha tenido el efecto que debería, estamos en un lugar muy bajo como productor de patentes a nivel internacional.

Muchos investigadores buscan ser contratados por las mismas universidades para continuar con sus investigaciones, pero ante la falta de espacios en centros universitarios, ¿qué habilidades o fortalezas deben desarrollar estos investigadores para crear sus propias empresas?

Se debe crear conocimiento que le dé valor a las empresas y patentarlo, no es fácil crear empresas tecnológicas si no se tienen las piezas básicas de conocimiento debidamente protegidas. Una empresa nueva entra con una serie de vulnerabilidades a la competencia económica y una forma de darle una ventaja competitiva en el mercado, es que el conocimiento que se comercialice esté debidamente patentado.

El fomento gubernamental al emprendimiento ha tenido varios programas, que han favorecido a la innovación con estímulos económicos importantes para impulsar la innovación en la industria de manera aliada con las universidades. Sin embargo, debemos abrir la vista al mudo para ver como lo están logrando otros países y tratar fomentarlo en México

¿Existe algún modelo exitoso en otro país de una economía basada en el conocimiento?

Yo creo que el modelo más exitoso es el de Israel. Para fomentar que los investigadores formen empresas nuevas basadas en el conocimiento, este modelo empató los fondos federales que asignó el gobierno israelí con capitales de riesgo internacionales y entre los dos lograron financiar proyectos con altas posibilidades de convertirse en empresas de base tecnológica

La parte que me pareció muy importante del modelo israelí, es que el capital federal de este país se apoyó en las empresas de capital de riesgo que tienen una alta especialización en la detección de nuevas oportunidades de negocio, de modo que tiene gente muy bien formada para identificar las buenas oportunidades y desechar las oportunidades que no son buenas. Ese apoyo profesional que se le dio a la inversión del gobierno israelí y esa coinversión de las empresas de capital de riesgo favoreció la formación de nuevas empresas.

¿Recomendaría que los investigadores con vocación empresarial se inscribieran en cursos de desarrollo profesional para adquirir habilidades como gestión empresarial o emprendimiento?

Desde luego que sí, se requiere complementar la formación de los investigadores para llevarlos hacia el emprendimiento, una tarea muy importante es la administración profesional de proyectos, que los investigadores utilicen programas como Project Management Professional, porque en el medio empresarial se requiere mucha formalidad en cuanto al uso de recursos, el uso del tiempo de la gente, el aprovechamiento de oportunidades, la suma de inversionistas con científicos, y eso requiere una estructura y esa cultura de la organización profesional de proyectos no se ha adentrado en la comunidad científica mexicana.

¿El networking funciona dentro de la comunidad científica? ¿Cómo se puede llevar a cabo?

Tenemos reuniones científicas de todos los temas, pero sí nos faltan reuniones específicas para fomentar el emprendimiento, eso es lo que se debería hacer, reuniones que sean totalmente multidisciplinarias, donde la gente pueda presentar ideas y discutirlas para dar lugar a empresas de base tecnológica. Si me preguntas si convendría organizar estas reuniones, me parece que sería sumamente importante.

Para los investigadores que deciden llevar su carrera fuera del laboratorio y buscar oportunidades laborales en las empresas ¿Cómo armar un buen Currículum Vitae cuando se dedica a la investigación? ¿Qué se debe resaltar?

Un Currículum, desde el punto de vista como innovador y como creador de una empresa de base tecnológica, tiene que ir más allá de los artículos, más allá de las citas bibliográficas que sí son importantes y no se pueden excluir, pero se requiere que haya una orientación hacia crear conocimiento de propiedad intelectual patentado.

Se requiere que un investigador tenga en su Currículum un buen número de patentes y también una certificación de Project Management Professional, que exhiba una inclinación clara hacia la producción de valor económico dentro del carácter empresarial.

Desde su experiencia como investigador, ¿qué consejos daría a los investigadores para fomentar en ellos un espíritu emprendedor?

Yo les digo que la formación personal es muy importante, no hay tanta prisa por crear la empresa ya mañana, sino crear el propósito de hacerlo y prepararse. Yo no veo mal que la gente se meta a una empresa bien organizada y que trabaje un par de años ahí para que sepa cómo funciona una empresa, hay que saber ser soldado para poder ser general.

También aprender técnicas de organización, comunicación transversal con gente que no es de la misma profesión, técnicas personales de comunicación, liderazgo, y técnicas de administración profesional de proyectos. El error es meter esa ambición a la gente, que de un laboratorio ya se van a ir a ser empresarios. Deben dominar bien su tema científico, pero si quieren entrar al ámbito empresarial, que se preparen con las herramientas básicas de la administración profesional de proyectos, que identifiquen bien las competencias que no tienen, y se formen para tenerlas.

Podemos liderar un grupo científico, eso ya lo sabemos, pero liderar un grupo de contadores, licenciados, administradores, ingenieros y técnicos de varios tipos y que todos trabajen en armonía para llevar una pieza del conocimiento al campo, es muy importante

En general, ¿qué aspectos se deben considerar para la formación de una empresa de base tecnológica?

1. El organizacional, tener la estructura de la organización en la que se va a trabajar, considerar el tipo de talentos que hay que juntar. Para llevar adelante una inactiva hay que organizar a varias personalidades para que la empresa tenga éxito.
2. Una propiedad intelectual sólida que permita cierta ventaja, una patente nos da 5 o 10 años de ventaja sobre la competencia.
3. Técnicas de evaluación económica de los proyectos, no los tiene que hacer el investigador, pero tiene que saber asociarse con quien sí sabe, un investigador solo no puede hacer la empresa, tiene que hacerse una estructura.
4. Armonizar las competencias es donde pondría el énfasis, armar un equipo y siempre estar preocupado por el factor humano, armarse un buen equipo de trabajo y de ahí lo demás cae solo.

Inicio